La ventana digital: diario de una pandeMIA con Bárbara Montaña

  • Entrevista por Ale Carmona


“La declaración de pandemia por la OMS debido al Covid-19 está alterando la vida de los ciudadanos de todo el mundo…La ciudadanía se está expresando desde sus balcones o sus redes sociales. Los medios de comunicación y los profesionales se están preocupando por narrar esta explosión creativa”. PandeMIA –Futuro en construcción-


Hoy hablaremos con una artista que lleva su mirada cinematográfica a la fotografía fija a través de composiciones en donde el color juega un papel bastante importante dentro de la narrativa de las mismas. 

En estos días de confinamiento, uno de los grandes temas para reflexionar han sido las relaciones interpersonales, ¿cómo su ausencia física nos afectó?, ¿qué puntos ciegos de éstas logramos ver ahora? y demás preguntas que toman diferentes tintes gracias a la diversidad de pensamiento. 

Bárbara lleva 4 meses en cuarentena aproximadamente y nos contará cómo es que este aspecto de su vida influyó en su serie “Videoclub” que nos comparte en diario de una pandeMIA


Hola Bárbara, ¿Cómo te encuentras?¿Qué nos podrías decir de estos días?

BM.- La situación respecto a la pandemia me ha puesto más perceptiva y curiosa, pero también atenta en cuanto al autocuidado. Mi trabajo se ha visto pausado, pero el contexto ha hecho que también pueda tener más tiempo para reflexionar sobre mis intereses, a explorarlos más inmediatamente y dejar de aplazarlos en la práctica como por ejemplo, cerámica, fotografía, cocina, yoga, etc. Al inicio de la cuarentena estaba muy ansiosa, pensaba mucho acerca del futuro y la sobre información de las redes me hacía pensar demasiado en el caos externo, pero actualmente me encuentro más tranquila y paciente, porque tomé conciencia de que esta situación va más allá de mi profesión o de mis decisiones.

Cuéntanos un poco más de esos cambios en tu estilo de vida ¿Cuáles han sido los retos y las oportunidades con los que te has enfrentado?

BM.- Me cambié de ciudad durante el estallido social en Chile, antes de la pandemia y eso ya implicó un cambio en mi estilo de vida. Me propuse tener una rutina más saludable y eso también ha ido de la mano con conocerme más, lo que he intentado reforzar en tiempos de cuarentena. Hay más tiempo para reflexionar y ahora me considero más flexible con mis decisiones. Creo que mi “reto” ha sido no parar de aprender, sobre lo que sea que se me vaya ocurriendo y a tomar las cosas con más calma, mientras aprovecho este momento como una oportunidad para eso.

Y respecto a tu práctica profesional, ¿Qué rumbo ha tomado en estos días? 

BM.- Soy cineasta y me dedico principalmente al área de la asistencia de dirección. Es un cargo que involucra estar en un set grabando, interactuando con muchísimas personas al día y cada jornada laboral suele ser novedosa e impredecible. Mi día a día implicaba moverse constantemente de locación, completamente opuesto a mi presente (y el de muchos). Ante la situación actual mi trabajo se vio completamente afectado y también mi ánimo al comienzo, pero de todas formas me he propuesto tomar muchísimo más la cámara últimamente para fotografiar, así que podría decir que me fui adaptando a una práctica distinta. 

Sí, creo que tu ojo en la fotografía fija, lleva consigo mucho de tu experiencia en el cine y es algo muy atractivo a la vista. Que bueno que has tomado la oportunidad de adaptar tu mirada a otra técnica en estos días y entrando en el tema, qué tal si nos cuentas sobre el material compartido con PandeMIA Futuro en construcción ¿Cómo surge esta serie?

BM.- Cuando se alertó en Chile la llegada del covid-19, era imposible no estar atenta a las noticias sobre el rápido número de contagios. Al notar que el panorama tenía para largo, empecé a preocuparme sabiendo que estaría inactiva en muchos aspectos, me inquietaba no poder estar trabajando o creando algo. Un día viendo una serie en donde un personaje interactuaba por videollamada con su novia que estaba en otro país, me hizo darme cuenta que hasta el momento no había probado comunicarme de esa forma en este contexto, y así surgió la idea. Al día siguiente realicé la primera sesión a mi mejor amiga, a quien le propuse retratarla en su alcoba, lugar que elegí porque es el espacio que creo más refleja la personalidad. Así se originó Videoclub_19, una serie de retratos que realicé a mis amigos cercanos a través de videollamada, buscando mostrar la intimidad y realidad de las habitaciones donde se refugiaron durante esta cuarentena. Como mencionaba antes, soy cineasta, y este método me ayudó a acercarme a mi oficio y a lo que podría ser un rodaje, ya que esto implicaba elegir un encuadre que apunte a sus camas mediante su celular para luego dirigirlos. El encuentro online fue una especie de ejercicio o terapia, que nos sirvió para desahogarnos y olvidarnos de la distancia que nos ha generado esta pandemia, y por lo mismo, decidí compartirlo. 

El que te hayas involucrado con tus amigos de esta manera tan íntima le ha dado cierta poesía a tus fotos, y lo mejor es que fue una especie de terapia, como dices. ¿Cómo cambia esto ahora tu panorama?¿Qué crees que podamos hacer para construir un mejor futuro?

BM.- Creo que potenciando lazos. Me di cuenta de que me hacía falta comunicarme más fluidamente con mi familia y amigos, conocer mejor mi barrio, a mis vecinos y emprendimiento local. Mientras más dialoguemos, más claros estarán los problemas e inquietudes para saber cómo ayudarnos.

Sin duda la empatía y la comunicación serán fundamentales después de esta situación Global. Te agradecemos mucho esta entrevista, ya por último, ¿Dónde podemos seguir tu trabajo artístico?

BM.- Pueden ver gran parte de la serie “Videoclub” en mi instagram @barbmontagna

La ventana digital: diario de una PandeMIA, conversación entre Femgrafía y lxs participantes internacionales de la iniciativa de PandeMIA Futuro en Construcción. Sigue este diario en la sección HABLEMOSDEFOTO en www.femgrafía.com 

Quiénes forman parte de PandeMIA:

Un grupo de colectivos y agentes relacionados con la cultura, unidos para sacar adelante una convocatoria de participación ciudadana. La iniciativa engloba a un colectivo de inconformistas de diferentes países como son: Agencia Documental Vórtice Photo, PhotOn Festival, Imaginaria - Fotografía en Primavera, PhotoRomania, Experimental Photo Festival, Budapest Photofestival, Photometria, Food Design Fest, Femgrafía, FOC -Fotografía Observatorio Cultural, FotoLimo, Luz del Norte Festival, La Jungla Creativa, y Clavoardiendo Magazine. Además colaboran la EMT de Valencia (el consorcio de transporte público valenciano), Octubre Centre de Cultura Contemporània y la ONG Proem-Aid.

Conoce más en: www.photonfestival.com/pandemia/ y sus redes sociales en instagram @pande__mia y facebook @pandemiaproject.

Using Format